Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘dialéctica’

Platón y Aristóteles discutiendo. Detalle de un bajo-relieve de Luca della Robbia, siglo XV, Florencia, Italia.

Platón y Aristóteles discutiendo.
Detalle de un bajo-relieve de Luca della Robbia, siglo XV, Florencia, Italia.

 

En la antigua Grecia la dialéctica era concebida como el arte de la conversación. La dialéctica constituía una herramienta mediante la cual se buscaba progresar en los debates mediante la argumentación y contraargumentación. El dialogo entre oponentes, mediante el método dialéctico, buscaba la construcción de una conclusión global que superase las posturas iniciales.

Aristóteles nos lego unos escritos, como una especie de manual, respecto a la argumentación. Los Tópicos son un libro, incluido en la compilación del Organón o Lógica, donde se nos muestra una serie de reglas, referencias y consejos para llevar a buen termino cualquier debate.

El propósito de este estudio es encontrar un método a partir del cual podamos razonar sobre todo problema que se nos proponga, a partir de cosas plausibles, y gracias al cual, si nosotros mismos sostenemos un enunciado no digamos nada que le sea contrario.

Para el filosofo lo que interesa es que el razonamiento, mediante el cual se establecen las cosas, sea verdadero, no necesariamente en el dialéctico al cual interesa el ordenar y formular las preguntas. Aristóteles ve la dialéctica como una herramienta para el debate o disputa. Con este fin formula una serie de reglas que antecede, propio del estilo aristotélico, con una serie de definiciones de conceptos a utilizar.

Primeramente Aristóteles nos habla del razonamiento, recordemos que el estagirita indico que para el filosofo interesa aquel que es verdadero. Aristóteles nos señala tres tipos de razonamiento: el dialéctico, el erístico y el desviado. El primero, dice Aristóteles, construye el razonamiento a partir de cosas plausibles, el erístico parte de cosas que parecen plausibles y el desviado es aquel que parte de razonamientos matemáticos (geometría).

Aristóteles indica que la dialéctica es útil principalmente para tres cosas: como ejercitación, facilitándonos con ello el poder asumir diversas disputas que se nos propongan; para las conversaciones, favoreciendo la tarea de convencer, persuadir y forzar o modificar opiniones a nuestro favor y para la filosofía pudiendo con ello discernir más fácilmente entre lo verdadero y falso de las cosas.

Los predicables que formula Aristóteles en los tópicos, casi idénticos que los planteados en la Metafísica, los divide en cuatro: definición, propio, género y accidente. La definición lo pone como aquel enunciado que trata de lo esencial de la esencia (el qué es ser) o bien como la explicación de un enunciado en lugar de un nombre. Lo propio es aquello que sin indicar lo esencial de la esencia pertenece a un único sujeto. El género es lo que se puede atribuir a muchos objetos diferentes y accidente es aquello que no siendo ninguno de los anteriores puede pertenecer a la cosa sin que se altere si dado el caso carece de él.

Aristóteles formula la dialéctica, en los tópicos, como una especie de dialogo en donde el dialéctico, participando de las reglas expuestas por Aristóteles buscara que su opinión prevalezca, valiéndose para ello de cosas plausibles o que aparenten ser plausibles. El dialéctico tendrá que iniciar su discusión a partir de alguno de los predicables y ordenar los cuestionamientos de tal forma que al final se den aquellos más sólidos para el debate.

Read Full Post »