Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘filosofía’

Para empezar la semana les comparto algunas frases del filósofo Cleóbulo del refranero de los siete sabios de la antigua Grecia. Lo creditos son para Juan David García Bacca de su libro: Los Presocráticos de la editorial del FCE.

1 Lo óptimo: la mesura.

2 Hay que reverenciar al padre.

3 Ten el alma en bello y buen estado.

4 Sé buen oidor y no gran hablador.

5 O instruído en muchas cosas o en ninguna.

6 Hazte con lengua bien hablada.

7 Familiar a la virtud, extraño a la maldad.

8 Odia la injusticia, observa la piedad.

9 Aconseja a los ciudadanos lo mejor.

10 Sobrepónte al placer.

11 No hagas nada por fuerza.

12 Educa a los hijos.

13 Deshaz enemistades.

14 Encomiéndate a la suerte.

15 Considérate en guerra con el enemigo de tu pueblo.

16 En presencia de extraños ni pelees con tu mujer ni le hagas demasiado caso: que esto segundo es de insensatos, más lo primero puede parecer manía.

17 No reprendas, estando borracho, a los domésticos; que, si los reprendes, parecerá más bien que los insultas.

18 Cásate con los de tu linaje; que, si lo haces con los de superior, tendrás en ellos no allegados sino señores.

19 No te rías con los burladores, que te harás odioso a los burlados.

20 No te ensoberbezcas con los éxitos, ni te deprimas con los fracasos.

Read Full Post »

El cinismo como escuela filosófica tiene sus orígenes a mediados del siglo IV adne, en la antigua Grecia. Los filósofos cínicos más representativos han sido Antístenes y Diógenes de Sinope. A estos filósofos les apodaron los perros, por su peculiar modo de vida; bestial, franco, desvergonzado. Herencia de esa escuela son la ironía, el sarcasmo y la sátira.

Un excelente libro sobre esta escuela de pensamiento es el del filólogo español Carlos García Gual: La secta del perro de alianza editorial. Algunas citas:

El perro es familiar y hasta urbano, pero no se oculta para hacer sus necesidades ni para sus tratos sexuales, roba las carnes de los altares se mea en las estatuas de los dioses sin miramientos. No pretende honores ni tiene ambiciones. p 20-21

Contra las vanas mascaras, las insignias y los prejuicios, el cínico se monta en una moral mínima desembarazada de lastre, una ascética que conduce a la libertad y a la virtud a contrapelo de las pautas tradicionales. p 22

El cínico denuncia no con hermosos discursos, sino con zafios y agresivos ademanes, el pacto cívico con una comunidad que le parece inauténtica y perturbada, y prefiere renunciar al progreso y vagabundear por un sendero individual, a costa de un esfuerzo personal con tal de escapar a la alienación. p 23

Una vez entrenado, el sabio desprecia el placer y no cae en las tentaciones del deleite; y de esa victoria sobre el placer saca un placer peculiar, un goce de libertad sin trabas. p 52

Cuando Platón dio la definición del hombre como la de “un bípedo implume” y obtuvo la aprobación de los demás, Diógenes le arrancó las plumas a un gallo y lo trajo a la Academia con estas palabras: “Este es el hombre de Platón.” p 63

La conquista de la libertad es el objetivo de esta sabiduría práctica. p 58

Diógenes con su farol encendido a la luz del día en busca "del hombre honesto"

Read Full Post »